Hace tiempo que lo pedís y lo cierto es que he estado un tanto descolgado del blog durante el verano, pero supongo que he llegado el momento de hacer otra entrega de los tan solicitados episodios de nuestra sección cómo dibujar animales. Hoy hablaremos del conejo… y lo dibujaremos en movimiento.

De los animales que hemos hecho hasta ahora el conejo no es precisamente el más fácil de dibujar, pero con los pasos que puedes ver en la imagen adjunta no te será complicado. Empiezas marcando los círculos donde irá la cabeza, el hocico y el “trasero” y pasas a unirlas con las líneas que delimitarán el cuerpo. Le añades también las orejas.

Entonces empieza la parte “artística”, que como siempre depende de la habilidad de cada uno o del esfuerzo que le pongáis. El dibujo de las patas es la parte más complicada de la técnica (sin contar el acabado) así que parad especial atención en ellas. De todas formas por mucho que yo pueda hablar, lo veréis claramente en el dibujo.

¡Espero que os guste!

Dibujar un conejo

Comentarios (13)